Atacama: Participación ciudadana define desafíos y oportunidades para los próximos 10 años

Durante fines de noviembre y diciembre el equipo ERDA se desplegó a lo largo de las 9 comunas de la región para dar a conocer el diagnóstico regional y abrir paso a nuevos talleres enmarcados en la etapa III correspondiente al proceso de planificación estratégica.

Más de 600 personas de las 9 comunas de la región de Atacama participaron en los talleres de participación ciudadana que se realizaron en el marco de la Etapa II de la actualización de la Estrategia Regional de Desarrollo Estratégico de Atacama (ERDA), denominada “Diagnóstico territorial participativo”

En estas instancias, la jefa técnica del proyecto, Paula Guerrero, presentó los resultados del diagnóstico territorial participativo, el cual fue construido desde los distintos talleres focales, entrevistas a actores claves, y aportes desde el sitio web. El diagnóstico arrojó las necesidades y oportunidades que la región de Atacama tiene para avanzar de aquí a 10 años en las distintas materias que la caracterizan, como por ejemplo la educación, salud, turismo, asociatividad entre regiones de la macrozona norte, entre otros, sin perder la perspectiva del desarrollo sostenible de los ámbitos económicos, sociales, ambientales e institucionales.

Sobre el desarrollo de esta etapa, la jefa técnica de la ERDA señaló “estamos muy contentos con la participación ciudadana que hemos tenido en estos talleres. Es fundamental que las personas de la región sean parte del proceso de construcción de su propio desarrollo. Los resultados que hemos obtenido nos muestran que hay un gran compromiso de las personas y comunidades en general por avanzar en el desarrollo sostenible de la región”.

Luego, las facilitadoras de la ERDA, Tamara Badilla, Mariela Herrera, y Carla Peña, se encargaron de realizar un taller en el que las y los participantes pudieron reconocer los atributos y elementos diferenciadores de sus territorios, y aportar a la imagen objetivo respecto a dimensiones del desarrollo sostenible.

Provincias

Sobre el espacio, dentro de la Provincia de Copiapó, Fernanda Prohens , Gerente de las Comunidades de Agua Subterráneas de las comunidades 1,2 y 3 de Tierra Amarilla, comentó “me pareció una buena instancia para interactuar entre distintos actores de Tierra Amarilla. Me hubiese gustado entrar más a fondo en temas particulares de la comuna, pero me pareció un buen espacio para repasar las distintas dimensiones que se están pensando para la ERDA y esperamos que nuestras observaciones sean acogidas”.

Mientras que, en la Provincia de Chañaral, el encargado del área social del proyecto Pequeñas Localidades de El Salado, Gabriel Sánchez, sostuvo que “me gustó el método de lápiz y papel, un método que es flexible y permite exponer los problemas de una forma más entretenida. Aprendimos sobre las herramientas de planificación territorial, sobre las instituciones que están en juego y las problemáticas y posibilidades que tiene la región y nuestra comuna”:

Por último, en la Provincia de Huasco, el Asesor Urbanista de la Municipalidad de Vallenar, Carlos Montaña, mencionó “esta es la ruta de navegación que debiese tener Atacama en los próximos años. Creo que hay que definirla con objetivos claros, que tengan validación con la comunidad y que trascienda a los gobiernos de turno, que sea casi una política regional que de las condiciones claras de inversión y desarrollo siendo coherente con la realidad local”.

Además, se abrió un espacio en el sitio web (www.erda.cl) para que la ciudadanía conozca y aporte al diagnóstico territorial de la región, cabe mencionar que los aportes podrán ser recibidos hasta el 31 de enero de 2024.

El documento fue elaborado a partir de talleres participativos realizados en las nueve comunas de Atacama. Las localidades que participaron en los talleres fueron Copiapó, Caldera, Vallenar, Diego de Almagro, Huasco, Chañaral, Freirina, Alto del Carmen y Tierra Amarilla.

El equipo ERDA, también se encuentra gestionando espacios para dar a conocer el diagnóstico y resultados en los Consejos comunales de cada una de las comunas para llegar con la información hacia la ciudadanía.